El ácido hialurónico

by Ana Robert Estelrich

El ácido hialurónico

 

El ácido hialurónico o hialuronano

Es una sustancia natural que se encuentra principalmente en la piel, en el humor vítreo de los ojos, en el cordón umbilical y en el líquido sinovial, pero también se encuentra en todos los tejidos y fluidos del cuerpo. Actúa como un agente lubricante para nuestras articulaciones, nervios, cabello, piel y ojos.

Fue aislado por primera vez en 1934 por un farmacéutico alemán, Karl Meyer, y su colega, John Palmer, a partir del humor vítreo de los ojos de las vacas. Descubrieron que estaba formado por dos moléculas, una de ellas un ácido urónico, y de ahí su nombre hialoide (vítreo) y urónico.

Gel de ácido hialurónico

Aunque su nombre lleve la palabra “ácido”, no se trata de un ácido fuerte como los alfa hidroxi- o beta hidroxiácidos (AHAs) que se usan para exfoliar la piel, por el contrario, la acidez del ácido hialurónico en agua (pH entre 5 y 8) es parecida a la del manto ácido de la piel (4,5-6,2).

El ácido hialurónico tiene la increíble y única capacidad de atraer y retener 1000 veces su peso en agua. Sí, ¡MIL veces! Mucho más que cualquier otra sustancia biológica. Y lo que es aún más sorprendente es que proporciona agua a la piel, pero en su justa medida, puesto que un exceso de agua también es perjudicial porque puede deteriorarla.

Es uno de los componentes del NMF -. Natural Moisturising Factor o Factor Hidratante natural- pero en una proporción casi insignificante frente a los otros compuestos del NMF. Esto puede explicarse por el alto poder humectante de esta sustancia, por lo que no es necesaria en concentraciones altas.

¿Y cómo es posible que el ácido hialurónico sea tal esponja?

Hagamos un zoom en su estructura química.

El ácido hialurónico es una molécula grande –peso molecular elevado– compuesta por muchas unidades repetidas de dos moléculas de azúcar unidas entre sí: el ácido glucurónico -un tipo de ácido urónico- y la acetilglucosamina. Estas dos moléculas básicas, que componen la unidad que se repite, están formadas por dos ciclohexanos unidos:

Estructura química del ácido hialurónico

Como podéis observar estos ciclohexanos están distorsionados adoptando una forma de “silla” que es más favorable que una disposición plana desde un punto de vista energético.

Si juntamos muchas de estas unidades obtendremos el verdadero ácido hialurónico –polímero

Estructura tridimensional del ácido hialurónico

Estructura tridimensional del ácido hialurónico

El ácido hialurónico es capaz de adaptarse

Lo más curioso es que, a pesar de su relativamente simple composición, en agua forma estructuras tridimensionales muy estables pero que son capaces de cambiar y adaptarse dependiendo de su longitud, la cantidad de sal que contiene el agua, la acidez -pH- y otras variables.

Vemos que la estructura está formada por un esqueleto de ciclohexanos unidos entre sí y otros grupos más voluminosos que se disponen al lado del esqueleto. Podemos simplificarla según el siguiente esquema:

Estructura simplificada del ácido hialurónico

 

Mientras el esqueleto es rígido e insoluble en agua -apolar-, los grupos voluminosos de los lados son solubles es agua -polares- creándose una especie de hélice retorcida muy estable porque esos grupos no interfieren entre sí.

El ácido hialurónico es un magnífico lubricante. A bajas concentraciones en agua, las cadenas de ácido hialurónico se entrelazan formando madejas, no obstante, a altas concentraciones forma un auténtico gel muy espeso que, al someterlo a presión, se vuelve muy fluido y fácil de manejar. Sería el equivalente al de una pintura, que en reposo es muy espesa, pero al removerla se vuelve muy fluida y es fácil pintar con ella. Esta propiedad de cambiar de consistencia según esté en reposo o en movimiento, es lo que lo convierte en un lubricante ideal.

Madejas de ácido hialurónico

Otra de sus propiedades es que es una de las sustancias más higroscópicas -capaz de absorber agua- del cuerpo humano. Como hemos visto, disuelto en agua adopta una configuración de hélice rígida debida a los enlaces que se forman entre los grupos químicos que rodean el esqueleto. Como resultado se forma una especie de bobina capaz de atrapar hasta mil veces su peso en agua, convirtiéndolo en una auténtica esponja.

Gel de ácido hialurónico

Gel de ácido hialurónico: Fotograma extraído del video [ https://www.youtube.com/watch?v=cax1DhOkNxk&t=56s ]

Ácido hialurónico es una sustancia super hipoalergénica

Dos factores hacen del ácido hialurónico una de las sustancias más hipoalergénicas y tolerables para la piel y el cuerpo:

  • Está presente en la mayoría de los organismos vivos incluidas las bacterias. Una persona de unos 70 Kg contiene, aproximadamente, unos 15 gramos de ácido hialurónico en el cuerpo, 1/3 de los cuales se renueva a diario.
  • Tiene exactamente la misma estructura independientemente de cuál sea su origen: animales, bacterias o el cuerpo humano.

Cómo actúa en la piel el  ácido hialurónico

Un 50% del ácido hialurónico del cuerpo se encuentra en la piel. Es la segunda sustancia más importante para la piel después del colágeno. Las largas cadenas de las moléculas de ácido hialurónico crean una plataforma que mantiene el colágeno organizado y distribuido uniformemente, captando a su vez la humedad necesaria. Además, actúa como un antioxidante, protegiendo la piel contra los rayos UV y como una barrera natural contra un exceso de evaporación del agua y de las infecciones bacterianas.

El ácido hialurónico en el proceso de envejecimiento

La piel joven tiene la habilidad de absorber y mantener la humedad necesaria para conseguir un buen equilibrio en la piel. Cuando envejecemos, nuestra piel pierde esa capacidad de mantener ese equilibrio vital y la piel manifiesta signos de madurez como son la sequedad, las arrugas, la textura irregular de la piel, pérdida de firmeza y de plenitud facial.

El ácido hialurónico está presente en todo el cuerpo, pero especialmente en la piel, tanto en las capas superficiales, equilibrando la concentración de agua, como en las capas más profundas donde actúa como plataforma de las proteínas esenciales tales como el colágeno y la elastina, como ya hemos visto.

Sin embargo, esta molécula tiene una vida media muy corta en la piel, cada 24 horas se degrada un 30-50%. Con la edad, la piel experimenta una disminución gradual de los niveles de ácido hialurónico. Su producción empieza a disminuir a partir de los 20 años y se acelera hacia los 40, de forma que a los 60 años la piel contiene un 20% del que contiene una piel joven. La combinación de esta disminución y la degradación natural del ácido hialurónico contribuyen a los signos de madurez de la piel.

Diferencias entre piel joven y piel madura

Diferencias entre la piel joven y la piel madura

El ácido hialurónico en la cosmética

La primera aplicación de este ácido fue médica: se inyectó en rodillas inflamadas de caballos de carreras consiguiendo una importante mejoría. A partir de ahí, empezó a utilizarse también en medicina humana en articulaciones y enfermedades de los ojos.

El auge del uso del ácido hialurónico en cosmética comenzó en la década pasada, tanto a nivel cutáneo superficial como inyectado en capas más profundas de la piel, especialmente en zonas con arrugas y en labios.

Los tres métodos más frecuentes de aplicación del ácido hialurónico sobre la piel son:

  • El más popular: ácido hialurónico disuelto en agua -peso molecular elevado-. Al ser una molécula grande no puede atravesar la piel y ejerce simplemente una función barrera absorbiendo la humedad y evitando que se escape el agua de las capas más internas, creando una sensación muy agradable de suavidad. No obstante, un exceso de ácido hialurónico puede llegar a deshidratar la piel, como también sucede con la glicerina. Las sustancias humectantes absorben agua, venga de donde venga. Esta situación se produce especialmente en climas muy secos, donde no hay agua en el ambiente. El humectante absorberá agua y, si no la encuentra en el exterior, la extraerá de la misma piel.
  • Hialuronato sódico, que es ácido hialurónico en forma de sal -peso molecular medio-Esta molécula es mucho más pequeña y penetra mejor en la piel
  • Hialuronato sódico -peso molecular bajo-, molécula aún más pequeña y penetra e hidrata capas profundas de la piel.

Bibliografía

http://www.esteticamedica.info/noticias/val/476-35/breve-historia-del-acido-hialuronico-de-la-pasteleria-a-la-estetica.html

https://beautyeditor.ca/2014/03/11/hyaluronic-acid-skin-benefits

http://www.ijdr.in/viewimage.asp?img=IndianJDentRes_2010_21_4_575_74232_u1.jpg

http://www.chemie-im-alltag.de/english/articles/0128/

https://www.purenature.co.nz/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3583886/

https://www.skinceuticals.co.uk/hyaluronic-acid

https://www.vri.cz/docs/vetmed/53-8-397.pdf

http://www.worthington-biochem.com/vhha/default.html

http://www.worthington-biochem.com/vhha/images/reaction.jpg

http://www.seikagaku.co.jp/english/ha/ha04.html

https://www.researchgate.net/publication/281308346_Viscoelastic_Properties_of_Hyaluronan_in_Physiological_Conditions

Te puede interesar también

2 comments

Avatar
Juan 16 mayo, 2018 - 8:16 am

Gracias a Ana Robert por aportar tanta ¡y tan valiosa información al respecto del ácido hialuronico. Un saludo!!

Reply
Ana Robert Estelrich
Ana Robert Estelrich 20 julio, 2018 - 2:42 pm

Muchas gracias Juan. Me alegro que te haya sido útil. Un saludo!

Reply

Leave a Comment

Acepto la política de privacidad *