La excelencia de los aceites

by Ana Robert Estelrich

Los aceites

Los aceites de las plantas han tenido y tienen un papel fundamental en la vida humana.

Los griegos miraban al universo -cosmos, σύμπαν-  y lo encontraban bello y ordenado. La palabra cosmética viene de un verbo griego derivado de cosmos que significa poner en orden, ornamentar, más un sufijo -ico que significa “relacionado a”.  De ahí que la cosmética es algo relacionado con la belleza y el orden.

Desde muy antiguo, la forma de obtener esa belleza y orden para el organismo humano provenía de la Naturaleza, con sustancias que, al estar en contacto, con el cuerpo fueran capaces de integrarse con él, proporcionando además bienestar y equilibrio. Esas sustancias se obtenían principalmente de las plantas, que durante siglos habían sintetizado -creado- y mejorado para su protección contra agentes externos -insectos, ambientes hostiles-, para facilitar su adaptabilidad a diferentes entornos y como fuentes de energía.

Esas sustancias se conocen como aceites -del árabe azzáyt, jugo de la aceituna-, término genérico para designar líquidos que no se disuelven en agua y que tienen menor densidad que ésta. En las plantas existen dos tipos bien diferenciados de aceites: los aceites vegetales y los aceites esenciales, con composiciones químicas y propiedades absolutamente distintas. Los aceites esenciales se evaporan completamente al verterlos sobre un papel de filtro, cosa que no ocurre con los aceites vegetales en los que la mancha permanece, no se evapora.

Los aceites vegetales: los aliados de la piel

Gota de aceite sobre una cuchara

Son compuestos orgánicos, generalmente líquidos, obtenidos a partir de los frutos o semillas de las plantas en cuyos tejidos se acumulan como fuente de energía principalmente. Se obtienen por diferentes procedimientos, pero el que asegura el mantenimiento de sus propiedades es el método de extracción por prensado en frío, método mecánico en el que las semillas y frutos oleaginosos se someten a un proceso de prensado. Uno de los aceites vegetales más conocido y antiguo es el aceite de oliva.
El uso de aceites vegetales en cosmética viene de muy antiguo. Los egipcios usaban cosméticos, independientemente del sexo y del estrato social, con finalidades estéticas y terapéuticas. Se ungían la piel con aceites y ungüentos para protegerse del clima. Mezclaban los aceites con carbón, galena -sulfuro de plomo-, pirolusita -óxido de manganeso- o malaquita u otros minerales de cobre para hacerse máscaras de colores.

Imágenes de mujeres egipcias aplicándose aceites

Propiedades de los aceites vegetales

Los aceites vegetales son sustancias muy familiares para la piel. Se integran en la zona externa de la piel y pueden ser metabolizados -asimilados por el organismo y transformados químicamente-, por lo que sirven como nutrientes. Así, las características principales que hacen de los aceites auténticos aliados de la piel son:

  • Contienen sustancias -como ácidos grasos- que ya se encuentran en la piel y otras -como ácidos omega 3 y 6- que no se encuentran en ella, pero que la piel las utiliza para sintetizar -crear- nuevas sustancias necesarias para ella.
  • Muchos aceites vegetales contienen unas sustancias muy parecidas al colesterol -fitoesteroles- capaces de sustituirlo en caso necesario.
  • Ayudan a disminuir la evaporación de agua a través de la epidermis, lo que en definitiva es una forma de hidratación

Existen gran variedad de aceites vegetales de uso cosmético, cada uno de ellos es una mezcla de sustancias que confieren propiedades específicas a cada aceite. Así, podríamos enumerar una larga lista de los aceites más comunes -que iremos viendo con detalle-: argán, árnica, avellana, borraja, cacao, caléndula, coco, germen de trigo, hipérico, jojoba, karité, lino, macadamia, oliva, rosa mosqueta, sésamo, uva, zanahoria:

Diferentes aceites vegetales

Los aceites esenciales o los dueños de los sentidos

Atardecer en un campo de avanda en flor

Los aceites esenciales, también definidos como esencias, aceites volátiles o aceites etéreos, son una mezcla compleja de sustancias volátiles biosintetizadas -creadas biológicamente- por las plantas. Pueden obtenerse por destilación con agua, seca o vapor.

Una idea equivocada muy común es que los aceites “esenciales” deben su nombre a la importancia en la supervivencia biológica de las diferentes especies. Sin embargo, el término “aceite esencial” realmente tiene su origen en la expresión Quinta essentia, que hace referencia al quinto elemento de la alquimia usado por el pionero médico suizo, Paracelso Teofrasto Paracelso, fue un alquimista, médico y astrólogo suizo, 1493 a 1541. Él creía que los aceites esenciales eran la forma más pura y concentrada de los principios médicos de las plantas, producidos por hidrodestilación de sus tejidos.

El uso del término “quintessence”, por Paracelso, es el reflejo del paradigma de Aristóteles que describía la materia compuesta por 5 elementos: tierra, fuego, agua, aire y espíritu. Quintessence estaba considerado como el último de ellos: el espíritu o la fuerza de la vida de las plantas, que podía ser extraída y contenida mediante el proceso de destilación.

¿Cómo se obtienen los aceites esenciales?

Alambique de cobre. Perteneció a Hipólito Sánchez Guinaldo desde 1920. Procede de Herguijuela de la Sierra (Salamanca)

Los aceites esenciales son una mezcla de compuestos volátiles lipofílicos -solubles en grasas– que se encuentran en las hojas, ramas, pulpas de las semillas o cortezas de algunas plantas. Al ser también ligeramente solubles en agua se obtienen por hidrodestilación. Es decir, calentando la planta en un alambique en presencia de agua. Se produce así una mezcla de gases que se expanden y viajan hasta un condensador de agua fría. Allí condensa tanto el agua –hidrolato– como el aceite, que al ser menos denso queda flotando en la superficie.

A la izquierda alambique de cobre utilizado para hidrodestilaciones. Perteneció a Hipólito Sánchez Guinaldo desde 1920. Procede de Herguijuela de la Sierra (Salamanca)

Son mezclas de moléculas pequeñas que tienden a volatilizarse con facilidad. Interactúan con nuestros sensores olfativos permitiendo de esta forma que sus propiedades ejerzan su efecto en nosotros. Nuestro sistema olfativo difiere de los otros sentidos en el hecho de que presenta conexiones anatómicas. Se superpone con zonas del cerebro relacionadas con procesos emocionales. Por ello, el efecto que ejercen los olores en el organismo tiene lugar no sólo via mecanismos farmacológicos si no también psicológicos. Es por este motivo que los aceites esenciales en cosmética  tienen un doble uso: por sus propiedades biológicas y por su perfume.

Existe un gran número de aceites esenciales, con composiciones químicas y propiedades muy diversas, que también veremos con detalle, como ejemplos: canela, eucalipto, geranio, lavanda, menta, naranja, rosa damascena, ylang-ylang.

Diferentes aceites esenciales

Te puede interesar también

10 comments

Avatar
Fernando Carreras 11 enero, 2018 - 7:37 am

Estimada Ana:

me han gustado mucho tus articulos, sobre todo el del aceite.

te aseguro que te iré siguiendo.

Bss

Reply
Ana Robert Estelrich
Ana Robert Estelrich 3 abril, 2018 - 2:01 pm

Hola Fernando

Muchas gracias por tu comentario.

Encantada de que me sigas y opines sobre los artículos.

Un abrazo

Reply
Avatar
Cristina 1 abril, 2020 - 11:15 am

Buenos días Ana!
Acabo de descubrir tu página y waw! Es la primera vez que en mucho tiempo que leo un blog con información y escritura de verdad. He dado contigo buscando información química o profesional sobre el aceite de cacahuete y de la planta en general que es una legumbre y no un fruto seco como muchos piensan yo crecí con ella y mi abuela me lo daba en todas sus versiones ( alimentación tanto en crudo como cocinado, tostado,hervido, cremas corporales con su aceite…etc) pero que no dispongo mucha información técnica y me gustaría poder encontrarla ya que la gente a mi alrededor cuando les hablo desde la experiencia de lo maravilloso que es ese aceite me miran con cara de: esta mujer está loca! Literal. 😄 es una pena porque está muy infravalorado y no tiene el lugar que le corresponde. No se si pudieras indicarme si en tu web tienes un artículo relacionado o si conoces alguna otra página de referencia y de confianza sobre el cacahuete y su precioso y maravilloso aceite vegetal. Desde hoy te leeré que me has alegrado el día compartiendo tanta información útil tan bien redactada y explicada para los que no entendemos de química y adoramos la cosmética.
Saludos y gracias.
Cristina.

Reply
Ana Robert Estelrich
Ana Robert Estelrich 1 abril, 2020 - 1:02 pm

Buenos días Cristina
Me has emocionado! Mi afán de siempre ha sido acercar la química a las personas porque es difícil de comprender cuando no te la han explicado bien y, no obstante, es muy importante porque es la base de nuestra vida y de la naturaleza. Me ha alegrado mucho que me dijeras que Oushia te había ayudado a entender esa química. Muchas gracias por este comentario tan bonito.
Las experiencias que viviste con tu abuela debieron ser un auténtico lujo. Qué maravilla! Eso tiene el valor de lo auténtico. Así pues, me pongo a trabajar en mi siguiente artículo: el aceite de cacahuete! Y si tienes ganas de aportar algo que te apetezca comunicar, lo incluimos.
A mí también me has alegrado el día.
Un saludo y mucha salud
Ana

Reply
Avatar
Cristina 11 abril, 2020 - 9:59 pm

Buenas tardes Ana,

Eso es! la química es muy importante porque es la base de nuestra vida y de la naturaleza…yo no lo hubiera dicho mejor, y entonces, la gente que promulga con el cartel de: «cosmética sin químicos» lo dicen sin ninguna base de conocimiento o porque repiten lo que oyen de otros y no se paran a pensar. La química esta esta en todo (cuando cocinamos, cuando comemos, cuando respiramos y en la cosmética es la raíz para poder hacer mezclas estables, coloridas, etc, etc. y poder contar con un blog como el tuyo es lo que necesitamos la mayoría de la población que pensamos que la química es solo petróleo o los gases que sueltan nuestros coches a diario.

Darte las gracias por tu propuesta en poder aportar algo sobre el cacahuete, muchas gracias!
Mi pequeño aporte es sobre los usos del que lo hacia mi abuela con nosotros:
1-Mi abuela decía que el cacahuete en casa solo se podía consumir en forma de crema espesa tras terminar de trabajar en el campo antes no porque quitaba fuerzas o debilitaba, decia que así se dormía mucho mejor.
2-Las mujeres embarazadas estaban obligadas a comer cacahuete en sus primeros meses de embarazo, según mi abuela para que el niño saliera muy fuerte y con piel suave
3-En la epoca escolar, y cuando no teníamos nada mas para comer, nos daba una bolsita de cacahuetes con un botecito de agua, pues decía que así se nos iría el hambre y mira que así era
4-El aceite lo usamos sobre todo cuando teníamos problemas con el cuero cabelludo (irritación) o el pelo estaba demasiado áspero, te adelanto que soy de raza negra de Africa y en mi infancia a parte del aceite de palma no necesite otra cosa que este aceite que nos dejaba la piel con reflejos propios de un espejo. algunos amigos incluso llegaban a decirme que se podían ver a través de mi piel brillante jajajajajaja
5-En una ocasión le escuche decir que era importante comer el cacahuete con su piel roja pero a día de hoy no he llegado a comprender por que pues todo el cacahuete se venda aquí en españa practicamente sin esa pequeña piel que la cubre.
Bueno, estos son algunas de las cosas que recuerdo y que a día de hoy me resuenan pero que no he podido encontrar la información coherente que me corobore algunos de los puntos de vista de mi abuela (químicamente hablando) si existen datos del porque por ejemplo era mejor comerse el cacahuete con su piel o el porque en forma de crema espesa solo lo suministraba tras los trabajos en cenas o en días festivos de no trabajo.

Bueno, espero estos aportes te sirvan de algo para el articulo del aceite de cacahuete (o el cacahuete entero 🙂 ) que espero para leer con ansias.
Vas a cumplir mi sueño, así que no puedo estar mas feliz y estar agradecida por el universo de ponerte en mii camino. Gracias!
Muchas gracias por tu amabilidad y cercanía
Saludos!!
Crisitna.

Reply
Ana Robert Estelrich
Ana Robert Estelrich 12 abril, 2020 - 12:01 pm

Buenos días Cristina
Muchas gracias por tus comentarios, me has vuelto a emocionar.
Y muchas gracias por enviarme los consejos que te daba tu abuela. Son un auténtico regalo.
Precisamente estos días estoy dedicada a la investigación del cacahuete preparando el próximo artículo de Oushia, que además, será el número 100, así que habrá que celebrarlo por partida doble.
Quería preguntarte dos cuestiones:
1/ Te parece bien que añadamos los consejos de tu abuela al artículo del cacahuete? Pueden ser completamente anónimos o ponerles el nombre que tú elijas, como Cristina, el nombre de tu abuela o el que tu elijas. Por supuesto, ha de ser lo que tu prefieras y con tu consentimiento. Yo investigaré el posible origen científico de cada consejo. Sería muy bonito encontrarlo.
2/ En África, o en el tu país originario de África, se consume cacachuete o su aceite para la alimentación y/o cosmética? Me refiero si era cosa de tu abuela o era más general. Pensaba que se utilizaba más en Asia.
Yo también tuve una relación muy estrecha con mi abuela.
Un saludo muy cariñoso y muy feliz día de Pascua!
Ana

Reply
Avatar
Crisitna 12 abril, 2020 - 6:39 pm

Buenas tardes Ana!
No sabes la alegria que me das al leerte, en serio, no esperaba tanto y tu me lo estas dando todo, eres de ese tipo de persona que me encantaría tener cerca, compartiendo tantas lecciones tan valiosas y tan bien expuestas para ser entendidas y sobre todo poder ser llevadas a la practica…gracias, gracias.
Tengo que decirte que mi numero de la suerte es en particular el 10 y en general los números pares (mi hijo nació en 2010 y yo soy del 80, este año 2020 el cumple 10 años y yo 40 así que tenemos motivos para celebrar la vida por cumplir nuestros años redondos que nos dan paso a otra dimensión, para mi niño 10 es muuuucho y el cambio se nota y para mi 40 es la edad mágica donde rebozo de mas salud y vitalidad que nunca así que este año tengo muchos motivos para celebrar a pesar de todo lo que estamos pasando…). Así es que que el articulo del cacahuete sea el numero 100, hace que piense y reafirme que de verdad que las estrellas y el universo nos ponen en los sitios y los caminos cuando saben que estamos preparados para ver con el alma y sentir con el corazón, gracias mil!!!

Aquí la respuesta a tus preguntas:
1-Por mi parte, esto es un regalo para mí de tu parte por lo tanto, te doy total consentimiento para que lo publiques sin necesidad de nombrar el autor de los consejos, pues no considero que fuera una cosa única de mi abuela, es algo que viví de niña y que hasta que he sido mayor y me he metido en el mundo de la Cosmética Natural, no había siquiera parado a pensar que fuera ser algo significativo.

2-En mi país, (Guinea Ecuatorial) el cacahuete es un ingrediente básico en la cocina junto a la calabaza, yuca, ñame, malanga…etc etc. Se consume generalmente en la cocina como alimento y su aceite creo que solo lo usaba mi abuela pues lo sacaba de lo excedente de las cremas que hacia y lo guardaba para los mas peques de la casa que andábamos todo el día tirados entre barro, lluvia y polvo ajajajjaja
El Cacahuete se consume mucho en todos sus estados (granos cocidos o tostados, en forma de cremas, forma de pasta, en postres con azúcar, salado, dulce, con pescado, con carne, con verduras….) En los paises vecinos como Camerun, Libreville o Nigeria también se usa mucho. En cosmética usamos mas aceite de palma que tiene dos tipos de aceites, el de la pulpa extraída de la pulpa y que es de color amarillo/naranja muy rico en betacarotenos y el otro del mismo fruto pero extraído de la almendra que es idéntico al del Coco en cuanto a la textura pero de olor totalmente diferente. El de palma que se extrae de la pulpa es para uso alimenticio y el de palma que se extrae de la almendra, es para uso cosmético. Estos dos aceites son los que mas se usan en cosmética mientras que el de cacahuete muchos hasta lo tiran por falta de información y otros como mi abuela lo usan para casos concretos y al parecer también para expulsar gusanos intestinales en sinergia con otras plantas (una cuchara de aceite de cacahuete por la mañana).
Es cierto que el cacahuete es muy popular en Asia, pero según lo que tengo entendido viene de america y se extendió a Africa en la época de la colonizacion donde el mismo tuvo muy buena acogida y se expandió muy rápidamente por las condiciones ambientales favorables en cuanto al clima. El cacahuete en mi país está muy presente e incluso las personas del umbral mas pobre pueden vivir gracias a su venta junto al plátano, yuca y frutas de temporadas los cuales venden normalmente de forma clandestina y a precios muy bajos para los grandes comerciantes o para restaurantes y bares.

Muchisimas gracias y perdona que si me explayo demasiado, es que me emociono y no puedo parar jajajajajaja
Yo vivi con mi abuela en la infancia y por circunstancias me tuve que ir pero todo lo que vivi lo estoy empezando a comprender ahora y por tanto a apreciar, gracias a personas como tu que dedican su tiempo a compartir su saber de forma generosa con tanto amor, y yo no puedo mas que estar agradecida por ello.
Ya me dices cuando este el articulo o si hay alguna forma de que me llegue el aviso cuando este publicado 🙂 que ganas, lo guardare como oro en paño y me servirá como documento de consulta para todos los míos que a día de hoy al cacahuete la tienten en poca estima.
Un Saludo a ti y a los tuyos en este día de pascua tan soleado (aquí en madrid por lo menos jajajaj)
Mil gracias Ana, gracias, gracias.
Cristina.

P.D. No se sí seria mucho pedir que pudieras incluir el apartado la alergia. Pues en mi país no conozco a nadie alérgico al cacahuete o igual lo hay pero no han sido diagnosticado…pero a niveles de casos en Europa no conozco y no sé si tiene que ver por aquello de que se consume durante el embarazo y por tanto se minimiza el impacto a la sensibilidad a ser alérgico al cacahuete. Me encantaría saber si es posible si existe una relación entre el consumo temprano del cacahuete y la no alergia al mismo y viceversa o si es porque el cacahuete que llega a Europa ya esta muy modificada y sea posible que lleve mas cosas encima que provoquen tal alergias y no el cacahuete en sí…no sé si me he explicado. Ay! que no paro.
Gracias Ana, pasa un feliz día!!!

Ana Robert Estelrich
Ana Robert Estelrich 14 abril, 2020 - 9:16 am

Buenos días Cristina. Muchas gracias por tu extenso y afectuoso mensaje.
Lo leí ayer y le empecé a dar muchas vueltas sobre cómo tenía que ser el artículo 100 de Oushia y sigo en ello pero ahora ya con una perspectiva mucho más clara.
Quiero decirte que he encontrado las bases científicas de lo que decía tu abuela y ¡tenía razón en todo!
Sí quería pedirte un favor y es que le pongamos un nombre a tu personaje. A mí Cristina me encanta pero quizás prefieres otro. Quedará muy distante si hablo de ti en anónimo. A ver qué te parece.
Y también podemos poner fotos por si quieres enviarme alguna/s de Guinea Ecuatorial o de algún recuerdo que tengas relacionado con el cacahuete.
Sigo trabajando en este ambicioso proyecto que ha surgido entre las dos.
Gracias Cristina. Que tengas un día estupendo!

Avatar
Cristina 20 abril, 2020 - 8:16 pm

Buenas tardes Ana!
Que alegria me das! Si es que las abuelas eran sabias pero de verdad. El gran inconveniente que tenían era el no saber leer ni escribir por lo que la tradición y el conocimiento se pierde una vez dejan este mundo, pero oye, que su memoria perdura en el tiempo porque esta demostrado que esas cosas, las grandes enseñanzas nunca se pierden.
No tengo ningún inconveniente para que pongas mi nombre en tu, al contrario, es un gran honor para mí y salto de felicidad y de alegría!!!
No tengo imágenes directos de mi país pero sí te puedo enviar otras que tengo mías (mi segunda afición después de la cosmética natural y la nutrición saludable es la fotografía) siempre que preparo una receta, formula, la inmortalizo en imágenes y creo recordar que tengo fotos de leche de cacahuete con zanahorias, encurtido de cacahuete (vinagre agua y sal ) y ensalada de encurtidos de hortalizas con granos cocidos de cacahuete y alguna mas seguro jajajajajaja como veras, el cacahuete forma parte de mi vida, siempre lo consumo y con tu articulo lo consumir sabiendo muy bien que es lo que estoy aprovechando de ella y de que manera me va a beneficiar que felicidad más grande!!
Tengo recuerdos con el cacahuete pero ninguno fotografiado, sin embargo en mi vida actual sigo muy ligada a su consumo en casa, soy de no seguir recetas las recetas al pie de la letra así que yo me las invento o las recreo ( soy muy creativa ) por lo tanto si no es mucho pedir y a tí te parece bien; me puedes facilitar tu correo por privado escribiéndome al que yo estoy facilitando al escribir en este hilo así te paso las imágenes de las recetas que preparo yo con el cacahuete y eliges las que mejor te vengan bien y puedo hacerte mas fotos si así lo prefieres una vez vistas las que te envié pues tengo Cacahuete aquí en todos sus formatos prácticamente ( hojas secas, con la cascara aun, tostado sin piel, garrapiñadas, granos frescos, en crema para untar casera, en pasta listo para cocinar…todo traído directamente desde mi tierra que da la casualidad de que este verano estuve de vacaciones y traje bastante :-))
Otra vez me vuelves a alegrar el día.
Muchas gracias Ana.
Un abrazo fuerte y feliz comienzo de semana.

Reply
Ana Robert Estelrich
Ana Robert Estelrich 21 abril, 2020 - 12:37 pm

Hola Cristina.
Fantástico todo lo que me dices. Pondré tu nombre, que además es muy bonito.
Por supuesto, envíame todas las fotos que te parezcan a mi correo: arobertestelrich@gmail.com Podemos poner tanto de platos gastronómicos, que suenan todos de maravilla, como de cualquier parte que tengas de la planta o del cacahuete.
El artículo ya está escrito, así que en cuanto me envíes las fotos, las inserto y lo cuelgo. Espero que te guste. Si algo no te parece bien o te gustaría añadir algo, lo podemos cambiar en cualquier momento.
Un fuerte abrazo y feliz semana!

Reply

Leave a Comment

Acepto la política de privacidad *