Los polisacáridos en la curación de heridas

by Ana Robert Estelrich

Los polisacáridos que se extraen de las plantas son una fuente de aditivos muy interesante, en especial para la industria alimentaria y la farmacéutica. Muchos de ellos, como los de la familia de las Cactaceae, se utilizan para modificar las propiedades reológicas -textura- de muchos productos. Se utilizan en medicina tradicional para el tratamiento de la piel y curación de heridas.

Las hojas de los cactus contienen polisacáridos útiles para curar heridas

¿Qué son los polisacáridos?

La palabra polisacárido está formada por raíces griegas y latinas. Polys significa mucho, sakkhar azúcar y el sufijo -ido, tomado del latín –idus, se usa en química para nombrar derivados.

Un polisacárido es una molécula grande formada por muchas unidades de moléculas más pequeñas de azúcares, como la glucosa. Unas enzimas especiales unen estas moléculas, a través de un tipo de enlace llamado glucosídico, creando una cadena larga de azúcares simples.

Los polisacáridos se incluyen dentro del grupo de los hidratos de carbono, que también son conocidos como carbohidratos o glúcidos.

Glucosa, monómero de polisacáridos

Molécula de glucosa

Pueden estar formados por la misma molécula de azúcar, formando homopolisacáridos. O por moléculas de azúcar diferentes, formando heteropolisacáridos.

Polisacáridos de celulosa

Varias moléculas unidas de glucosa forman la celulosa. La celulosa es un homopolisacárido.

La celulosa es el polisacárido más frecuente y la biomolécula natural que tiene mayor presencia en el planeta. Forma parte de las paredes de las células de tipo vegetal.

Estructura de un polisacárido

Dependiendo de la forma en la que estén enlazadas las moléculas de azúcar pueden dar a lugar a formas muy diversas. Si la molécula final es una cadena recta da lugar a un polisacárido lineal o no ramificado, si la cadena que tiene “brazos” se conoce como un polisacárido ramificado.

Tipos de polisacáridos

Tipos de homo- y hetero- polisacáridos

La estructura y propiedades del polisacárido es el resultado de la combinación de la compleja interacción entre los grupos hidroxilo, -OH, otros grupos laterales, la configuración de las moléculas y las enzimas involucradas.

Estos polisacáridos cumplen diferentes funciones en el organismo: contribuyen al desarrollo de estructuras orgánicas, permiten almacenar energía y actúan como mecanismo de protección frente a ciertos fenómenos.

Dependiendo de la función que ejerza el polisacárido tendrá una estructura u otra. Por ejemplo, un polisacárido utilizado como reserva de energía dará fácil acceso a los monosacáridos que lo componen. En uno utilizado como soporte, las cadenas de monosacáridos se ensamblan para actuar como una fibra. Y muchas de estas fibras se enlazan entre ellas fortaleciendo la estructura del material, como se observa en la imagen de abajo.

Varias cadenas de polisacáridos unidas

Unión de varios polisacáridos para formar una fibra

¿Cómo actúan los polisacáridos en la curación de heridas?

Diversos estudios demuestran que algunos polisacáridos vegetales como Fucus vesiculosus -alga marina-, Calendula officinalis -caléndula- son capaces de adherirse a tejidos epiteliales.

Flores de caléndula. Sus hojas contienen polisacáridos para curar heridas

Calendula officinalis

Los epitelios constituyen uno de los cuatro tejidos fundamentales de los animales. Representan en su conjunto más del 60 % de todas las células del cuerpo humano. Recubren superficies corporales, tanto internas como externas. Están formados por células dispuestas de manera contigua, sin que exista prácticamente matriz extracelular, con lo que presentan una gran superficie de contacto entre ellas.

Los epitelios tienen una alta tasa de renovación y regeneración. Sobre todo aquellos expuestos al exterior del cuerpo como la piel. Esta renovación ocurre regularmente, pero aumenta cuando se produce una lesión que precisa reparación de tejidos.

Varios autores han descrito el gran potencial de algunos polisacáridos de interaccionar con matrices celulares. Veamos algunos ejemplos.

Hierba callera o hierba de sanalotodo, Sedum telephium

Las hojas frescas y el jugo de Sedum telephium L. aplicadas tópicamente sobre una herida, quemadura o eccema reducen la inflamación y ayudan a su curación.

Sedum telephium L. es una pequeña suculenta perenne, de la familia de las crasuláceas. Oriunda de las regiones montañosas de Europa central y meridional donde crece en los bosques, setos y áreas umbrías.

Hierba callera contiene polisacáridos

Sedum telephium L.

Las plantas suculentas o crasas son aquellas en las que algún órgano o parte se ha modificado en una nueva especialización que permite el almacenamiento de agua en cantidades mucho mayores que en el resto de las plantas.

Sábila o áloe de Barbados, Aloe vera

También es una planta suculenta.

La aplicación de Aloe vera sobre una herida o quemadura contribuye en las diferentes fases de su curación como son fibroplasia -producción de tejido fibroso-, síntesis de colágeno y maduración y contracción de la herida.

Extracto de Aloe vera

Extracto de Aloe vera

Los beneficios del Aloe vera, se atribuyen a su capacidad inmunomoduladora debida a los polisacáridos que la constituyen.

Nopal, higuera o chumbera, Opuntia ficus-indica

Un miembro de la familia Cactaceae, conocido como Opuntia ficus-indica, es una planta tropical originaria de Sudamérica. Se cultiva en regiones secas donde es un nutriente muy importante. Sus frutos, los higos chumbos, se utilizan y se han utilizado como fuentes de carbohidratos y vitaminas.

La chumbera

Opuntia ficus-indica

Los extractos de los cladodios de la chumbera se utilizan en medicina popular por sus propiedades antiulcerosas y para curar heridas. Los componentes mayoritarios de los cladodios son el mucílago y la pectina. Ambos son heteropolisacáridos. Es decir, polisacáridos formados por distintos tipos de azúcares. El mucílago contiene unos 30.000 azúcares diferentes.

Tal como vimos en un artículo anterior –Cómo se forma una cicatriz– la epitelización juega un papel crucial en la reparación cutánea después de una lesión. Se ha comprobado que la aplicación de diferentes fracciones de cladodios de Opuntia ficus-indica sobre la herida mejora el proceso de curación.

El proceso biológico exacto que tiene lugar no está muy claro. Pero se ha comprobado que la aplicación de los extractos de cladodios de Opuntia ficus-indica acelera las fases de epitelización y remodelación. Intervienen en las interacciones célula-matriz.

También se ha comprobado que las propiedades curativas de polisacáridos de peso molecular intermedio -molécula intermedia- son mayores que los de peso molecular alto -molécula grande-. Esto puede ser debido a la estructura más fina de aquéllos.

Curación de heridas

Proceso de curación de heridas

En  medicina popular se han utilizado ungüentos de cladodios de chumbera desde tiempos inmemoriales.

Bibliografía

Polysaccharide. https://biologydictionary.net/polysaccharide/

Effect of polysaccharides from Opuntia ficus-indica (L.) cladodes on the healing of dermal wounds in the rat. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16635743

Evidence for bioadhesive effects of polysaccharides and polysaccharide-containing herbs in an ex vivo bioadhesion assay on buccal membranes. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10705734

 

Te puede interesar también

2 comments

Avatar
Patricia Pérez 17 febrero, 2021 - 9:01 pm

Excelente artículo

Reply
Ana Robert Estelrich
Ana Robert Estelrich 18 febrero, 2021 - 11:36 am

Muchas gracias por tu comentario.

Reply

Leave a Comment

Acepto la política de privacidad *